martes, 16 de septiembre de 2014

Juegos de rol irregulares


Una obra irregular es aquella que atrae con sus virtudes y repele con sus defectos haciendo que su valor para cada persona dependa especialmente de sus gustos específicos. Serán estos gustos los que determinen si los defectos son tolerables o arruinan la obra y si los méritos justifican el esfuerzo de ignorar los sinsentidos que se encuentran en ella. Estos defectos pueden ser tanto formales como la visión racista, machista u objetivista; entre otras encantadoras opciones, del autor. Las obras irregulares forman una gran parte de cada medio, quizás la mayoría, ya que es razonable esperar que la excelencia este fuera del alcance de la mayor parte de los autores que, a pesar de ello, tienen algo valioso que aportar.

En los juegos de rol es fácil encontrar libros irregulares pero la naturaleza del medio hace que tengan un resultado final muy diferente. Aunque es factible que existan puristas que consideren inapropiado ignorar parte de la información contenida en un básico lo normal es adaptar el texto al gusto del grupo de juego. Esta adaptación puede realizarse incluso cuando uno de los defectos es uno de los conceptos fundamentales del juego. El texto utilizado en una partida es siempre una base que es reescrita por cada grupo de juego. Ante una obra irregular los jugadores eliminarán lo que perciban como defectos sustituyéndolos por sus propias creaciones. Es factible que esta interpretación sea forzada a los jugadores ya que no todos los juegos pueden presumir de su coherencia. Afortunadamente suele ser mas fácil modificar algo a lo que no se le dedicó la suficiente atención que crear un sustituto desde cero.

Algunos ejemplos pueden ilustrar esto.

Mago: la ascensión demuestra constantemente que sus autores no tienen la menor cultura científica y su metafísica, en la que la ciencia es solo una historia más, es completamente incoherente con el funcionamiento de la investigación científica. Su metafísica también asume que la mayor parte de la gente es racional lo cual no es el caso como puede verse por la popularidad de las supersticiones, organizadas o no. Estos dos aspectos son partes importantes de la ambientación pero es posible alterar la metafísica para evitar estos problemas sin renunciar al resto de la ambientación estableciendo una realidad base no subjetiva y diferenciando entre las tradiciones mágicas y las supersticiones en las que cree la gente.

Cyberpunk 2020 arruina buena parte de su interés con la visión adolescente de los cyberpunks cuyo lema es “El estilo sobre la sustancia” pero se puede sustituir la cultura cyberpunk que se muestra en los libros por una menos superficial y que encaje mejor con la visión de los cyberpunks como rebeldes contra el sistema, porque no pueden renunciar a su ética, presentada en el mismo básico.

Changeling: el ensueño muestra su romanticismo, refiriendose en este caso al nefasto movimiento artístico, culpando a la razón de prácticamente todos los males de este mundo. Esto no impide conservar las mecánicas del juego y la descripción de la sociedad de los changelings si se proporciona un nuevo motivo que provoca la decadencia de los feéricos.

El sistema de Exalted está dirigido a jugadores que disfruten buscando las combinaciones óptimas de los poderes que pueden tener sus personajes y un sistema de combate detallado y largo. Esto no es un defecto en si mismo pero aliena a aquellos que quieran jugar en el mundo de Exalted pero no estén interesados en este tipo de sistemas. Como en cualquier juego se puede adaptar otro sistema a la ambientación con un cierto trabajo.

En conclusión se puede decir que los libros irregulares se convierten en un incentivo envenenado a la creatividad de los jugadores forzándoles a completar el trabajo de los autores originales del mismo modo que lo hace una ambientación difusa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada